Camas altas infantiles. Diversión y descanso

 

Las camas altas son la opción perfecta para optimizar el espacio de la habitación.

Si tenemos una  habitación de espacio reducido, la mejor alternativa para disponer de un mayor espacio es poner la cama en alto. De esta forma, podemos  utilizar el espacio inferior para colocar un escritorio,  una cajonera, estanterías,… o dejar el espacio libre para poder guardar los juguetes o como almacenaje extra.

Hoy en día, podemos encontrar en el mercado multitud de modelos de camas altas, con  tobogán, con torre, cortinas,… una gran variedad de accesorios que convierten una simple cama en un espacio perfecto para que convivan juego y descanso.

Algunos modelos incorporan además, la opción de  dividirlas y que en un futuro puedan ser utilizadas como camas bajas. Esta alternativa es además un  ahorro futuro, ya que no será necesario cambiar la cama cuando el niño crezca.

Algunos ejemplos de camas altas.

Cama alta evolutiva Cars

 

Cama alta juvenil Babylon